¿Qué tengo que hacer para levantar una demanda por violencia?

Cuál es la ley sobre violencia doméstica en el Reino Unido

La División de Violencia Doméstica es un equipo profesional multidisciplinar que trabaja conjuntamente para aumentar la seguridad de las víctimas y la responsabilidad de los delincuentes.    Nuestra misión es acabar con el ciclo de la violencia educando y empoderando a las familias.    El personal de la División de Violencia Doméstica incluye fiscales, personal de servicios sociales, investigadores y personal administrativo.    Los fiscales de la División de Violencia Doméstica se encargan de los casos penales de violencia doméstica con énfasis en los denunciantes no participantes, los casos de violación de la orden de protección, la bigamia y la interferencia con los casos de custodia de los hijos.

Una orden de protección está disponible para las personas que han sufrido violencia en el noviazgo o en la familia. Si se viola, puede dar lugar a sanciones penales (el demandado/violador puede ser arrestado). Una orden de restricción puede ser ordenada por un tribunal para muchos tipos de situaciones diferentes y tiene sanciones civiles si se viola.

No. Una orden de protección es una demanda que se presenta en el tribunal de familia y debe ser revisada y emitida por un juez. Sin embargo, le daremos información de seguridad y trabajaremos en otras opciones para aumentar su seguridad y la de su familia.

Asistencia jurídica violencia doméstica derecho de familia

El maltrato doméstico es la violencia u otras formas de abuso por parte de una persona contra otra con la que mantiene o ha mantenido una relación íntima. El abuso puede ser físico, sexual, psicológico, emocional o financiero. El maltrato doméstico puede afectar a los niños y a otros miembros de la familia.

Lee más  ¿Qué es el derecho objetivo y subjetivo ejemplos?

La violencia doméstica se refiere al uso de la fuerza física o emocional o a la amenaza de fuerza física, incluida la violencia sexual, en una relación íntima. Además de la violencia física, la violencia doméstica también puede implicar:

La ley introduce un nuevo delito de control coercitivo de un cónyuge, pareja civil o pareja íntima. El control coercitivo es un patrón de intimidación, humillación y comportamiento de control que provoca miedo a la violencia o una angustia grave que tiene un impacto sustancial en las actividades cotidianas de la víctima.

Esta orden prohíbe al demandado ser violento o amenazar con serlo con usted y/o sus hijos. Esta orden significa que el demandado debe abandonar el lugar donde viven juntos durante un tiempo determinado. También puede prohibir al demandado que le siga, se comunique con usted (incluso por medios electrónicos) o entre en el lugar donde usted vive. La fecha de finalización de la orden suele ser establecida por el tribunal.

Asistencia jurídica para el maltrato doméstico

“Cualquier incidente o patrón de incidentes de comportamiento controlador, coercitivo o amenazante, violencia o abuso entre personas de 16 años o más que son o han sido parejas íntimas o miembros de la familia, independientemente del género o la sexualidad. Esto puede abarcar, pero no está limitado a los siguientes tipos de abuso:

El comportamiento controlador es: una serie de actos destinados a hacer que una persona sea subordinada y/o dependiente, aislándola de las fuentes de apoyo, explotando sus recursos y capacidades en beneficio personal, privándola de los medios necesarios para la independencia, la resistencia y la huida y regulando su comportamiento cotidiano.

Lee más  ¿Qué significa típica y antijurídica?

Casi toda la violencia doméstica está dirigida por hombres contra mujeres, pero puede producirse, y de hecho se produce, en las relaciones entre personas del mismo sexo y, en una pequeña minoría de casos, por mujeres contra hombres.    Aunque aquí nos referimos al agresor como “él”, reconocemos que no siempre es así.

La violencia doméstica afecta a mujeres de todas las edades y orígenes, independientemente de su situación económica o social, sexualidad, raza, religión o estatus migratorio. La ley de Inglaterra y Gales debe proteger a todas las mujeres de la violencia. Esto significa que se puede acudir a los tribunales de familia o a la policía en busca de ayuda, independientemente de su estatus migratorio.

Qué es la asistencia jurídica

El maltrato doméstico puede afectar a hombres o mujeres. Puede incluir el acoso, el hostigamiento, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado y el abuso “basado en el honor”. También puede incluir la trata de personas: busca ayuda si crees que has sido víctima de la trata.

El personal de los centros de acogida ayuda a las personas que han sufrido maltrato doméstico. Pueden ofrecer apoyo emocional y práctico, por ejemplo, asesoramiento sobre las solicitudes de prestaciones, qué abogados utilizar y, si es necesario, cómo ponerse en contacto con la policía.

Las autoridades locales deben tratar con simpatía las solicitudes de las personas que tienen miedo a la violencia. Puedes pedir una entrevista privada, con alguien del mismo sexo, y puedes llevar a un amigo para que te apoye.

Puede llamar al 999 en caso de emergencia o al 101 en caso de no emergencia, o puede acudir a una comisaría de policía en persona para denunciar un incidente.  Encuentra tu comisaría más cercana en el Portal del Servicio de Policía del Reino Unido.  Debes contar a la policía lo que ha ocurrido y hacerles saber si te preocupa tu seguridad.

Lee más  ¿Cuáles son los delitos formales?

Por lo general, se impondrán condiciones a su fianza para protegerte de nuevos abusos. Asegúrate de pedir el número de referencia del delito, que puedes necesitar si te pones en contacto con otros organismos para pedir ayuda.